miércoles, 10 de septiembre de 2008

Capitán, tu no juegas a marinero...


CAPITAN♥
A donde nos llevaras en este viaje?
como mueve tu cabello el viento abuelito!
por que miras al horizonte, que es lo que buscas?
cuando habras de encontrarlo...
cuan fuertes han sido tus manos, ha sido tu pecho.
sales de tu casa cada madrugada en busca de tu hijo.
Lo encuentras en las nubes,lo encuentras en el mar,
donde se te ha perdido...
eres el capitan,eliges rumbos.
nosotros te seguimos en este barco .
En altamar las horas han de pasar mas lento,
que no ves acaso que se hace tarde?
se despide el sol de nuestro cielo,
y con el otro dia mas de la esperanza.
pero tu,tenaz o terco,tienes el timon y no lo sueltas,
jamas lo haras... te pertenece.
Sueñas con una sombra en el mar, que aun respire.
te ofrezco no bajar el ancla,
cuantos dias mas en el mar tendremos que pasar?
estare en la proa rastreando,tus sueños mios son.
Eres fuerte capitan,fuerte como tu nombre,
sigues buscando terco o tenáz,tu hijo ahora pertenece al mar,
sigues mirando horizontes, sigues en el mar cuando declina la tarde.
Tu familia te espera, como siempre,
tu plato frio en el comedor se encuentra,
no juegas a marinero y en el mar esta tu cielo.
Eres Grande capitán.

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger Gía Dibene ha dicho...

***IRREVERENTE***

Quizás estando sola, de noche, en tu aposento
oirás que alguien te llama sin que tu sepas quién
y aprenderás entonces, que hay cosas como el viento
que existen ciertamente, pero que no se ven...

Y también es posible que una tarde de hastío
como florece un surco, te renazca un afán
y aprenderás entonces que hay cosas como el río
que se están yendo siempre, pero que no se van...
O al cruzar una calle, tu corazón risueño
recordará una pena que no tuviste ayer
y aprenderás entonces que hay cosas como el sueño,
cosas que nunca han sido, pero que pueden ser...
Por más que tu prefieras ignorar estas cosas
sabrás por qué suspiras oyendo una canción
y aprenderás entonces que hay cosas como rosas,
cosas que son hermosas, sin saber que lo son...
Y una tarde cualquiera, sentirás que te has ido
y un soplo de ceniza regará tu jardín
y aprenderás entonces, que el tiempo y el olvido
son las únicas cosas que nunca tienen fin.

10 de septiembre de 2008, 22:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal