martes, 14 de octubre de 2008

Luz morada


Luz morada, sabanas magenta, cierro los ojos todo es blanco,
luego cristalino; es agua, la que recorre tu pecho.
La que llga a mi garganta, que regresa a tu cuerpo.
Algún día has de venir, vente corriendo,
no puedo esperar sentada.
Esa luz me provoca, mis sabanas se llenan de ella,
suaves como mi piel... no voy a esperar callada.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal